Curso de Costura Gratis
Se esta cargando el curso, por favor espere..

Mira esta técnica para hacer cuello de blusa

Mira esta técnica para hacer cuello de blusa. El cuello es una de las partes más importantes de cualquier blusa. No solo puede afectar el estilo y la apariencia general de la prenda, sino que también puede influir en la comodidad y la funcionalidad de la misma.

Los cuellos pueden variar en forma, tamaño y estilo, desde el clásico cuello redondo hasta el elegante cuello en V. Es importante conocer las diferentes opciones de cuello disponibles para poder elegir el que mejor se adapte a nuestras necesidades y preferencias.

En esta ocasión, exploraremos los diferentes tipos de cuellos de blusa, sus características y cuándo es apropiado usar cada uno. Sin más preámbulos, comencemos a explorar el fascinante mundo de los cuellos de blusa.

Mira esta técnica para hacer cuello de blusa.

Para hacer el cuello de una blusa, sigue estos pasos:

Materiales necesarios:

  • Tela para el cuello
  • Tela para la blusa
  • Tijeras
  • Alfileres
  • Máquina de coser
  • Hilo del mismo color que la tela

Pasos:

  1. Corta la tela para el cuello en la forma deseada. Puedes cortar un rectángulo o un óvalo, dependiendo del estilo de cuello que quieras hacer. Asegúrate de que el largo y ancho del cuello sean adecuados para la blusa en la que lo vas a colocar.
  2. Dobla la tela del cuello por la mitad, con el lado derecho de la tela hacia adentro, y pínchala con los alfileres para mantenerla en su lugar.
  3. Haz una costura en los bordes curvos del cuello, dejando los bordes rectos sin coser.
  4. Voltea la tela del cuello al derecho y presiona con una plancha para que quede plana.
  5. Marca la posición del cuello en la tela de la blusa. Usa alfileres para mantenerlo en su lugar.
  6. Coser el cuello en la blusa. Puedes hacerlo a máquina o a mano. Asegúrate de coser en el borde del cuello, dejando la tela de la blusa sin coser.
  7. Voltea la blusa al derecho y presiona con la plancha.

¡Y listo! Ya has hecho el cuello de tu blusa. Si lo deseas, puedes añadir detalles como botones o decoraciones para personalizar el diseño de tu prenda.

HISTORIO DE LOS CUELLOS EN ROPA

Los cuellos son una parte importante de la ropa desde hace mucho tiempo. Su uso se remonta a la Edad Media, cuando las túnicas y las prendas similares se usaban con cuellos altos y rígidos para proteger el cuello y la barbilla de los elementos. A lo largo de los siglos, los cuellos han evolucionado en forma y estilo para adaptarse a las tendencias de la moda de cada época.

Durante la era victoriana, los cuellos se hicieron aún más rígidos y altos, con diseños intrincados y elaborados detalles bordados. La década de 1920, los cuellos se suavizaron y se hicieron más bajos, lo que reflejaba el estilo más relajado de la época. En los años 50 y 60, los cuellos de blusa se volvieron más amplios y se adornaron con lazos y volantes.

En las últimas décadas, los cuellos de la ropa se han vuelto más minimalistas, con diseños simples y limpios. Sin embargo, hay una tendencia creciente hacia la incorporación de cuellos exagerados y extravagantes en la moda contemporánea.

En resumen, los cuellos de la ropa han evolucionado a lo largo de la historia para reflejar las tendencias y estilos de moda de cada época. Aunque los diseños y materiales han cambiado, los cuellos siguen siendo una parte fundamental de la ropa, y su uso se ha mantenido constante a lo largo del tiempo.

AHORRA DINERO HACIENDO TUS PROPIOS CUELLOS DE BLUSA

AUTOR DE VIDEO: DIY Sewing Tricks

Leave a Reply